Sin duda, la principal ventaja de una cabina de ducha es el ahorro del espacio. Se puede colocar en una esquina y llenar el espacio desocupado con los muebles necesarios. Sin embargo, este enfoque  no excluye el componente estético del problema. El interior del baño, combinado con una cabina de ducha, es un lugar perfecto para realizar todas las ideas de diseño que se nos puedan ocurrir.

¿Cabina de ducha o plato de ducha?

Una cabina de ducha es una “caja” con una bandeja, generalmente acrílica, dos paredes, una corredera y un techo con una ducha incorporada. La cabina es hermética, por lo que se puede instalar en casi cualquier lugar sin impermeabilización adicional de las  paredes o del suelo.

A su vez el plato de ducha a menudo tiene paredes divisorias de vidrio o de plástico a ambos lados, mientras que las paredes traseras permanecen abiertas o se unen con la pared del baño, lo que implica impermeabilización adicional.

Puede instalar una bandeja profunda o baja, o elegir una versión mas elegante, sin nada, montando el desagüe directamente en las baldosas o haciendo un borde poco restrictivo.

Esta elección cambia por completo el interior de un baño y su comodidad a la hora de usarlo. Entonces, ¿Qué elegir?

Ventajas de un plato de ducha

Esta opción es la mas adecuada para los amantes de los espacios abiertos, hay mas espacio dentro de la ducha y a la vez no causa una sensación de aislamiento ni separación.

Puede ajustar su tamaño a la longitud del baño y al espacio en si, existe una amplia gama de tiendas de construcción donde puede recoger fácilmente un plato de ducha y unas mamparas adecuadas para Ustad. Este rincón encajará perfectamente en el estilo loft, de alta tecnología y otros estilos “industriales”.

Este tipo de ducha puede ser una pieza elegante de su baño. Mamparas hechas de vidrio esmerilado, ornamentado, texturizado o coloreado, azulejos contrastantes, drenaje montado en el suelo, rejillas de madera, estos toques conquistarán a los amantes de los detalles elegantes en cualquier casa urbana.

Ventajas de una cabina de ducha

La cabina de ducha se adapta perfectamente al interior de un baño pequeño: las dimensiones de los modelos mas compactos son de solo 80×80 cm.

Encajará muy bien en una esquina, dejando espacio libre para una lavadora, un fregadero o mesitas para el almacenamiento de champús y productos de limpieza.

Puede incluir una cabina en el diseño de un cuarto de baño. El interior no se verá afectado estilísticamente después de su instalación.

Una gran ventaja de esta instalación es que no requiere trabajo adicional de impermeabilización, ni requiere del montaje de un plato o de colocación de baldosas.

Y los dispositivos incorporados (baño turco, ducha de Charcot, varios modos de ducha) serán un plus para aquellos a los que les gusta mimarse. Un spa en casa antes de acostarse harán del baño el lugar favorito de la casa.

Materiales

Mosaicos y azulejos

La zona de la ducha abierta es un lugar de mayor humedad y de deposiciones de cal y piedra del agua. Por lo tanto, unas baldosas o mosaicos son un material ideal para este diseño. Tienen propiedades repelentes de la suciedad y del agua, son herméticos y fáciles de cuidar. Puede elegir entre una gran variedad de azulejos, gres porcelánico, tamaños, texturas y colores.

Yeso texturizado

Para los fanáticos de las soluciones innovadoras y las nuevas tecnologías, el yeso texturizado es perfecto : ciertos tipos y marcas de yeso tienen propiedades repelentes al agua y son adecuados para habitaciones con alta humedad. En general, tales yesos contienen granito o partículas de mármol.

Paneles de plástico

Son una solución adecuada para terminar el área cerca de la ducha. Pueden imitar la textura natural de la madera o de la piedra, y puede aplicar cualquier imagen o impresión. Son resistentes al desgaste y tienen buenas propiedades repelentes al agua.

Colores y texturas

Para que la ducha no se vea demasiado voluminosa, llenando visualmente todo el interior, elija cabinas con puertas transparentes y paneles traseros que coincidan con las paredes del baño.

Las mamparas de ducha son excelentes: las puertas de vidrio o esmeriladas y las paredes principales ayudarán a crear la ilusión de más espacio.

Si ha optado por colores monocromáticos, puede jugar con texturas de la forma que mas le guste en el diseño de un cuarto de baño. Los azulejos del suelo y de las paredes pueden tener diferentes impresiones o el tamaño de las mismas, texturas, combinar superficies mates y brillantes. El color será el responsable de darle unidad a todo el conjunto.

Combinando varios tonos de azulejos o paneles de pared, puede dividir visualmente el espacio en diferentes zonas.

Atención a los detalles

Es un punto importante en el diseño de un cuarto de baño. Al llenar el espacio del baño con pequeños accesorios lo llenará de comodidad y calidez, suavizando la “esterilidad” de los artículos sanitarios y de los azulejos:

  • Toallas suaves y albornoces
  • Lámparas aromáticas
  • Jarrones y velas
  • Cuadros

También se debe prestar atención a los componentes propios del baño:

  • Cabezales de ducha cromados
  • Estantes metálicos y forjados
  • Cestas de mimbre
  • Estantes de madera

Todo ello ayudará a crear un espacio único. ¡Lo importante es conservar la unidad de estilo!

Categories: Ideas

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *