Líneas gráficas

Esta técnica le permite crear dibujos en forma de rayas horizontales, verticales, oblicuas, formas geométricas, etc. Es una técnica simple pero requiere de precisión. Puede marcar las formas y figuras con tiza, lápiz o cinta adhesiva. Si escoge la cinta adhesiva, deberá retirarla inmediatamente después de pintar. El interior se verá mucho más interesante, original y creativo si combina varios colores y diferentes técnicas de decoración, combinación de líneas verticales y horizontales, o con plantillas. También puede combinar la pintura común con otras estructurales o masillas, para lograr relieves.

Uno de los métodos de aplicación de la pintura es la técnica de esponjado

Es una forma rápida de hacer que unas paredes del mismo color sean más expresivas. Su superficie se vuelve transparente, similar a la acuarela. La capa de pintura, dependiendo del color elegido, aparece brillante e intensa o, por el contrario un color pastel ligero.

Primero, una pintura de interior se aplica sobre un pared plana y recubierta de sellador, y se deja secar.  Luego se mezcla con agua en una proporción de 1:1 y la composición resultante se aplica, con ayuda de una esponja, sobre la pared con movimientos ligeros, circulares o se frota ligeramente en forma de cruz para satinar los colores.

Una zona se trata hasta que la composición deja de gotear, pero para que quede bien el trabajo se debe hacer de una sola vez. La pintura diluida se seca rápidamente. Por lo tanto, se deben mover de una zona a otra sin esperar a que se seque. Después de tratar toda la superficie, la composición diluida se aplica otras 2-3 veces, así se crea una capa de pintura uniforme. Lo importante es dejar seca cada capa antes de aplicar una nueva.

Técnica “lino”

Permite simular esta tela áspera natural.

Decoración con rodillos

Uno de los métodos de aplicación de la pintura es decorar con rodillos especiales. Estos rodillos tienen diferentes formas y patrones, permitiendo aplicar la pintura sobre la pared dejando dibujos originales. El efecto realza el fondo y las pinturas de diferente color. En este caso, la pared primero se cubre con pintura interior del tono elegido y se deja secar. Luego se aplica una tira de un metro de otra pintura de diferente color o tono y se rueda sobre la superficie húmeda con el rodillo decorativo. Luego se procede a la siguiente tira sobreponiéndola a la anterior para mantenerla húmeda.

Es mas cómodo trabajar en pareja, mientras uno aplica la pintura el segundo la decora con el rodillo.  No olvide limpiar el rodillo de vez en cuando, con un paño húmedo o rodando sobre una superficie de cartón limpio.

Dibujos a mano

Los amantes de diseños inusuales y extravagante pueden recurrir a métodos decorativos como dibujos sobre la pared. Es complicado, por lo que si no tiene talento en el campo del dibujo deberá confiarse a los profesionales. Sin embargo, debe estar preparado para un precio bastante alto.

Plantillas

También se puede elegir un rodillo en relieve para decorar un interior. Así como crear dibujos en la pared con ayuda de plantillas. Puede ser un único dibujo que haga cambiar el interior, pequeños detalles a lo largo de la pared o que cubra toda la superficie. Simétricos o aleatorios, se convertirán en parte de su interior y podrán reemplazar otros elementos del diseño. Sobre todo son una gran elección para habitaciones infantiles, donde podemos encontrar princesas y animales fantásticos y una gran variedad de personajes queridos por los más pequeños.

Categorías: Pintura

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *