Limpieza manual del tejado

El método más económico, pero el más lento, de limpieza del tejado, es hacerlo a mano con ayuda del agua y un cepillo. Un chorro de agua a presión eliminara rápidamente el musgo y otras suciedades. En este caso, deberá moverse de arriba abajo, y no al revés, para que el chorro de agua no caiga debajo de los elementos del tejado. El tejado duro agua sin problemas una limpieza mecánica. Pero las tejas requieren de un enfoque más delicado para preservar la capa superior del recubrimiento.

Limpieza del tejado con ayuda de productos especiales

Los productos especiales para eliminar el musgo, el liquen y la suciedad dejaran que el trabajo más pesado sea mucho más fácil. Para su uso deberá elegir un día seco, pero no soleado. El producto se aplica abundantemente sobre la superficie con una esponja, brocha o espray. Después de eso, los químicos comenzaran a destruir la vegetación no deseada. Lo que deberá hacer posteriormente dependerá del producto concreto que haya utilizado. Algunos fabricantes recomiendan lavar los restos de plantas muertas, mientras que otros prefieren que se vayan por si solo con la lluvia.

Trabajos de mantenimiento

En el caso del musgo y el liquen, una limpieza regular del techo para quitar el polvo, la humedad, las hojas y otros restos orgánicos puede considerarse como una medida preventiva. Pero estas medidas se refuerzan mejor con el tratamiento previo del tejado con compuestos de protección biológica.

Muchos fabricantes ofrecen antisépticos especiales para el tejado. Se componen de sustancias que evitan la aparición y el crecimiento de todo tipo de vegetación en el tejado. Al mismo tiempo los antisépticos (de calidad) no son tóxicos ni para el ser humano ni para los animales.

Como trabajar con antisépticos

  • Protección: antes de trabajar, asegúrese de probar el antiséptico en un área pequeña, ya que a veces el compuesto puede afectar el color
  • El concentrado se diluye 1:10 (1 parte de antiséptico en 10 partes de agua). Un litro suele ser suficiente para 30 metros cuadrados.
  • Se aplica con un rodillo, rociador o esponja sobre una superficie ya limpia.
  •  El compuesto no debe aplicarse sobre tejado congelados o si se esperan precipitaciones en las próximas 24 horas
  • Los trabajos se llevan a cabo de arriba abajo, desde la cresta hasta el alero que sobresale, preferiblemente en primavera u otoño.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *