Resistencia al desgaste del suelo de parquet o laminado

El parquet al ser natural es susceptible a daños, pero puede ser reforzado por impregnaciones especiales. El laminado de las clases más duras no teme a los golpes, los tacones, las ruedas y otros desgastes continuados.

Resistencia al agua

La construcción multicapa del suelo de parquet reduce significativamente el movimiento natural de la madera con los cambios en la humedad y la temperatura. El árbol se expande 10 veces más horizontalmente que verticalmente. Por ello las capas superiores e inferiores están hechas de madera más solida, cuyas fibras se ubican verticalmente, y las del medio, de madera blanda, con fibras horizontales. De esta forma cada capa neutraliza el movimiento de la siguiente. Por lo tanto, la probabilidad de que ocurran grietas o se deforme el suelo, se minimiza.

La estabilidad del laminado es mayor, aunque también depende de la densidad de la base HDF. Cuanto más dura es la base más lenta es la reacción del laminado a las fluctuaciones de la humedad, mejor es la fijación entre tablones y la vida útil del recubrimiento.

Vida útil

La durabilidad del material natural depende directamente del tipo de madera utilizada. Varía entre 5 y 50 años. Mientras que el recubrimiento artificial puede durar entre 2 y 25 años, dependiendo de su clase y calidad.

Capacidad de restauración

El parquet se puede reparar, enmascarar defectos menores, pulir. Pero con el suelo laminado no se puede hacer nada si está gravemente dañado. Aunque para los pequeños arañazos se venden kits de reparación especiales.

Aislamiento del ruido

Un revestimiento natural no requiere del uso de aislantes de ruido adicionales, al contrario que el laminado. El suelo de parquet o laminado, el laminado hace ruido al andar por lo que si no coloca una base especial, es posible que deba caminar solo sobre alfombras.

Colocación

El parquet es más difícil de colocar, aunque hay muchas formas diferentes de colocarlo. Los tableros se pueden colocar en forma de espiga, rectos o en forma de patrón. El suelo laminado encaja bien, pero no se pueden crear diseños interesantes e innovadores. Ambos materiales, especialmente durante el invierno, deben acostumbrarse a la temperatura y a la humedad de la habitación.

Compatibilidad con el suelo calefactable

El parquet de haya o arce es la selección ideal. Lo que respecta al laminado, solo es posible si es un suelo calefactable de agua. Al contrario si se elige el de tipo eléctrico, el laminado puede hincharse y aparecer un olor desagradable.

Estética

Suelo de parquet o laminado, el parquet se puede teñir, pero no hay tanta variedad decorativa. A su vez el suelo laminado se puede encontrar en cientos de tonos, con patrones y dibujos.

La madera de diferentes especies posee un color característico, dependiendo de las resinas que contenga. Bajo los rayos ultravioleta, el tono del suelo puede cambiar. Algunas especies oscurecen con el tiempo (roble, arce, cereza), otra se vuelven más claras como el nogal.  La intensidad de los cambios depende de la cantidad de luz natural y de las propiedades de la madera. Los cambios más notables se producen a lo largo del primer año.

Cuidado

La madera natural en el caso del parquet es más caprichosa, requiere mantener unas temperaturas estables en la habitación, 18-27 grados con una humedad de 40 – 60%.

El recubrimiento artificial es más resistente a los cambios a corto plazo, puede soportar temperaturas más bajas y una humedad de hasta el 60%.

Categorías: Interesante

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *