El parquet es famoso por su longevidad y por su difícil relación con el agua. Aquí les hablaremos de lo que se puede hacer con el parquet hinchado y ofreceremos algunos consejos para cuando el parquet entre en contacto con el agua, en una cantidad que pueda ser preocupante.

Este revestimiento no solo es muy duradero, sino también ecológico. En cuestiones de fiabilidad hay pocos iguales, se pueden encontrar muchos pisos que siguen conservando el suelo de parquet original. Por supuesto, el parquet debe cuidarse para que no se dañe, solo de esta forma prestara un servicio duradero. Una de las razones más comunes para cambiar un suelo de parquet es su contacto con el agua.

  1. Encuentre la causa y arréglela

En general la causa es una: el agua. El parquet hinchado puede ser causa de una inundación de vecinos, el derrame de mucho líquido o la instalación incorrecta del suelo sin un sello de agua. Así mismo, el aire de la habitación puede ser demasiado húmedo, lo cual es más propenso a afectar a los revestimientos colocados cerca del baño. La madera absorbió el exceso de líquido del aire y se convirtió en parquet hinchado. La humedad normal del aire debe estar entre los 40-50%.

  • Determine el alcance del parquet hinchado

La elección de la forma de restauración depende de la cantidad de recubrimiento dañado. Si solo son unos pocos listones los que están húmedos, una reconstrucción puntual del parquet hinchado es bastante adecuada. Y si el daño es más amplio, tiene sentido reemplazar todo el recubrimiento, aunque sea en una habitación.

  • Retire las partes dañadas

Si lo que va a realizar es una reparación local, lo primero que debe hacer es eliminar todos los listones dañados. Se sacan cuidadosamente y se deja secar el resto del recubrimiento. Las diferentes del parquet de pueden extraer con un cincel, se inserta en el espacio entre tablones y se hace palanca suavemente.  Puede secar el suelo aumentando la temperatura de la habitación unos grados. Pero no exagere y deje que se caliente poco a poco, un salto de temperatura brusco secara el parquet de forma incorrecta.

  • Limpie bien el área a reparar de escombros y polvo

El polvo y la suciedad siempre se acumulan debajo del parquet, además, después de cada tratamiento, quedan aceites, pegamento viejo y partículas entre el revestimiento y el suelo. Por lo tanto, antes de colocar un parquet nuevo debe eliminar cuidadosamente los restos. No descuide esta etapa, no solo es limpieza, sino que puede evitar un ajuste mas ceñido de los tablones. Con una aspiradora puede realizar esta etapa.

  • Colocar las piezas nuevas

Cuando el suelo este seco y limpio, puede instalar las piezas nuevas. Si todavía tiene partes del viejo parquet puede reutilizarlas. De lo contrario deberá volver a medir y seleccionar los tableros. Si va a colocar varios tableros juntos, péguelos y solo después coloque en su lugar, así será más fácil su instalación.  Las piezas se pueden fijar con tornillos autorroscantes o clavos líquidos, si la base es de hormigón.

  • Termine el acabado

Después de restaurar nuestro parquet hinchado, es hora de lijarlo. Esto se realiza a lo largo de la fibra de la madera. Después tocará cubrir el parquet renovado con barniz o aceite. Extienda bien la impregnación protectora sobre la superficie, para que se agarre bien a la madera. Si tiene experiencia puede aplicar una capa gruesa, sino es mejor ir aplicando varias capas finas.

Categorías: Consejos

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *